EXTRACTO DE PROPOLEO 50ML SORIA NATURAL Ver más grande

EXTRACTO DE PROPOLEO 50ML SORIA NATURAL

ART0039129

Nuevo producto

12,65 € impuestos inc.

Más

PROPÓLEO (PROPOLIS)

El propóleo es el nombre genérico de una sustancia resinosa recolectada por las abejas de las resinas y secreciones que cubren las yemas de los brotes del álamo, abedul, roble, castaño silvestre y otros árboles, especialmente coníferas, que se hallan en las cercanías del lugar donde se encuentra la colmena. La palabra propolis deriva del griego: pro- (para ó en defensa), y polis- (la ciudad); esto es, defensa de la ciudad (colmena en este caso). Las abejas lo usan como material de construcción, para proteger la colmena, y como medio de conservación de carácter antimicrobiano, para proteger la colmena frente a bacterias y virus. Las abejas llegan a embalsamar los cuerpos de ratones y mariposas que hayan podido entrar en la colmena, impidiendo así su putrefacción. Es su material para mantener la colmena aséptica.

No se conoce con exactitud su transformación por las abejas, aunque se admite que se debe a la incorporación de enzimas salivares y elementos de la digestión del polen.

Es una sustancia de color amarillo oscuro o marrón que se desmenuza fácilmente en frío, maleable a partir de 21° C y que funde a 66°C. Al derretirse desprende un agradable olor aromático.

Los preparados de propóleo se presentan en forma muy variada:
- En su estado natural: como masa masticable, como granulado o polvo de este último (casi siempre en cápsulas), extractos alcohólicos y pomada para uso externo.
- Como mezcla con diferentes plantas para incrementar sus efectos.
- Como producto dietético mezclado con miel, jalea real o polen.

Principios activos
La composición del propóleo difiere según la zona donde se recolecta. En general se compone de:
- Resinas y bálsamos vegetales: 50%.
- Cera: 30%.
- Aceites esenciales y aromáticos: 10%.
- Polen: 5%.
- Sustancias orgánicas (flavonoides,vitaminas, ácidos orgánicos) y minerales: 5%.

Existen pocos estudios en relación a la composición mineral de los propóleos en virtud de su origen biogeográfico, así como de su origen botánico. En este tipo de materiales se han encontrado cerca de 19 minerales. Uno de los más importantes es el zinc por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Este elemento es de gran importancia en la actividad de algunas enzimas como la superóxido dismutasa.

Entre las vitaminas destacan la A, E, y complejo B.

Los principales principios activos identificados hasta ahora son:
- Flavonoides: Flavonas ( ramnocitrina, kaempferol, crisina, galangina, isalpinina, acacetina, apigenina, pectolinarigenina), flavonoles (kaempferido, quercetina, butelenol, rhamnacina, isorhamnetina y ermanina) y favononas (pinocembrina, pinostrobina, sakuranetina).
- Terpenos del grupo cariofilenno: beta-bisabolol y alfa acetoxi-betulenol.
- Ácidos aromáticos no saturados: ácido cinámico y derivados (p-cumárico, caféico, ferúlico e isoferúlico).
- Aldehídos aromáticos: vainillina, isovainillina.
- Ácidos orgánicos: ácido benzóico y derivados (protocatéquico, gálicocatéquico).
- Sustancias tánicas.
- Cumarinas: ácido cumarínico, esculetol, escopoletol.
- Vitaminas: B1, PP(ácido nicotínico), provitamina A.
- Microelementos: calcio, potasio, sodio, magnesio, hierro, aluminio, fósforo, silicio, vanadio, estroncio, cromo, cobalto, boro, manganeso, selenio, molibdeno, níquel, plata, bario y zinc.

Acción farmacológica
- Antimicrobiano: bacteriostático, antifúngico, antiviral, antiparasitario y antiprotozoario.
- Analgésico y anestésico.
- Cicatrizante.
- Antiinflamatorio y antirreumático.
- Estimulante de la inmunidad: estimula la fagocitosis, aumenta el complemento y la properdina (glucoproteína que activa la vía alterna del sistema del complemento) lo cual favorece la capacidad defensiva del huésped, con la formación de factores biológicamente activos para destruir células, bacterias, e inhibir virus.
- Antioxidante.
- Vasoprotector.
- Antitrombótico.
- Regulador y estimulante tiroideo.
- Estimulante de la osteogénesis
- Protector de la mucosa gástrica.
- Colerético y espasmolítico.
- Desodorante.

Indicaciones
Debido al amplio espectro de acciones que presenta el propóleo, sus indicaciones también son numerosas:
- Infecciones: respiratorias, genito-urinarias, digestivas, otorrinolaringológicas. Tanto en la fase aguda como preventivo de las mismas.
- Afecciones dermatológicas, tanto por vía interna como tópica, para favorecer la cicatrización.
- Afecciones bucales: aftas, estomatitis, gingivitis, piorrea, etc.
- Afecciones oculares: conjuntivitis, blefaritis.
- Como estimulante de las defensas, preventivo de catarros, gripes e infecciones de repetición.
- Afecciones circulatorias: fragilidad capilar, arterioesclerosis.
- Afecciones digestivas: gastritis, úlcera gastroduodenal, diarreas, diverticulosis intestinal, disquinesias hepatobiliares etc.
- Afecciones genitourinarias: vaginitis por cándidas, tricomonas, trastornos prostáticos.

Contraindicaciones
- Hipersensibilidad a alguno de sus componentes.
- Embarazo. El propóleo no debe usarse durante el embarazo debido a la ausencia de datos que avalen su seguridad.
- Lactancia. El propóleo no debe usarse durante la lactancia debido a la ausencia de datos que avalen su seguridad.

Precauciones e Interacciones medicamentosas

En general, el propóleo es inocuo, pero en algunas personas puede presentarse alergia al mismo y a los demás productos apícolas. Puede ocurrir tanto en personas que trabajan en contacto directo con el producto, como los apicultores, o en personas que lo usan tanto por vía interna como externa. Generalmente, esto ocurre en personas que padecen algún problema alérgico (rinitis, asma eccemas, urticarias, alergias a medicamentos o alimentos, etc.).

Para evitar estos problemas, se recomienda empezar con un primera dosis menor de la recomendada, y si es bien tolerada, ir aumentando progresivamente hasta llegar a la dosis habitual en 2-3 días.

Es compatible con cualquier otro tratamiento, y se puede utilizar a cualquier edad ajustando la dosis.

Efectos secundarios y toxicidad

Se puede presentar sequedad o irritación de boca y garganta, somnolencia, molestias epigástricas o diarrea.

Se han descrito en diversos trabajos hipersensibilidad inmediata a propóleos. Son necesarios estudios epidemiológicos más amplios, especialmente en apicultores, para valorar la importancia de este alergeno implicado en reacciones de hipersensibilidad inmediata, ya que se desconoce si el propóleo puede estar contaminado con veneno de abeja, pudiendo existir reactividad cruzada entre ambos.